Connect with us

La Mirilla Telescópica

VOX se pierde buscando el Arco de Triunfo

Published

on

Gracias a “El Europeo” por dejarme francotirar a partir de esta semana en sus páginas con mirilla telescópica. De dinero no hemos hablado ni hablaremos, supongo. Es mi triste sino: decir la verdad gratis. Pero aunque sea sin cobrar (suerte de la jubilación…), darse el gusto de hablar de lo que no habla nadie.

      Por ejemplo, poco se cuenta de Vox para mi gusto: entre el cordón sanitario que les hacen algunos (consistente en hablar sólo de ese partido en el wáter), y la exagerada y sospechosa (y sospecho que bien remunerada) pelota que les hacen otros, al final los del partido lagarto parecen el PCE antes de que lo legalizara Suárez. De cuando hasta yo cobraba por escribir.

        Con lo divertidos que son y la ternura y el juego que dan. Por ejemplo, en la manifestación de este domingo en Arco de Triunfo: empezaron citando a sus fieles “en la esquina de Trafalgar con Ronda de Sant Pere”. Una esquina que no existe. Tanto Trafalgar como Ronda de Sant Pere tienen esquina con el Passeig de Sant Joan, y en el tramo comprendido entre ambas esquinas se juntaron algunos intuitivos.

        Que no lo eran todos. Ni lo eran lo bastante como para apercibirse de que su punto de encuentro, aparte de reventar el algoritmo del Google Maps, se hallaba a una distancia no sideral, pero sí incómoda, de los convocantes y demás asistentes. Entre eso, y que nadie ha querido confirmar ni desmentir si Santiago Abascal llegó a caballo, o con las botas de caminar de Macarena Olona, lo cierto es que la dirección voxita se extravió repetidamente y desesperadamente buscando el Arco de Triunfo y la cabecera de la manifestación.

         Ana Losada, la presidenta de la AEB, fue obligada poco menos que a gritos a detener la marcha sus buenos diez o quince minutos a pleno sol, en un punto donde no había ni un mísero árbol, para dar tiempo a Abascal a llegar a ponerse al frente de los suyos. Polvo, sudor y hierro, total para qué. Ni atándoles las patas a los caballos de todos los demás. Cuando la manifestación llegó a término, a los pies de la tarima donde se pronunciaron los discursos y se leyó el manifiesto, ya no quedaba un lagarto en pie. Ni rastro de Vox. Era como si se hubieran hecho un nudo con el cordón sanitario…de los zapatos.

La Mirilla Telescópica

Ciutadans, un año de homeless en el paraíso okupa

Published

on

¿Se imaginan ustedes a alguien pagando un año entero de alquiler en Barcelona y no teniendo a dónde ir a dormir? Pues algo así les ha pasado a los de Ciutadans, que el pasado jueves 22 de septiembre inauguraron su flamante nueva sede en Ronda Sant Pau 69, justo enfrente de les Escoles Pies…pero al parecer llevaban más de un año pagándola y pagándola y volviéndola a pagar, sin poder meter un pie dentro, no digamos colgar una foto o celebrar una rueda de prensa.

       Que si el edificio estaba más catalogado o lo estaba menos. Que si los permisos de esto, de lo otro y de lo de más allá. Que si el cristal de la puerta tiene que ser homologadamente transparente por los dos lados… Todo ello mientras arreciaban en la prensa los chascarrillos y pitorreos sobre el presunto sensellarisme naranja, desde que cerraron la sede de Balmes y hasta que han podido abrir la de Ronda Sant Pau.

       En política y en la vida nunca se sabe si unos se pasan de buenos para que los otros se puedan pasar de malos, o viceversa. ¿Ha habido incompetencia, dejadez, mala fe burocrática? ¿Le pasa lo mismo a cualquiera que no sea okupa ni amiguete o socio de Ada Colau? Dicen las malas lenguas que Manuel Valls, a cambio de hacerla alcaldesa, obtuvo en su día no un plato de lentejas, sino uno de los mejores despachos del Ayuntamiento, con obra hecha a su medida y a su gusto. Total para acabar volviéndose a Francia, qué desperdicio. Por cierto, ¿qué habrá sido de ese despacho? ¿Quién lo ocupará ahora?

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2022 El Europeo 🇪🇺